Solana, el nuevo rival de Ethereum

Federico Tessore

Como verás, el mundo de las criptomonedas no descansa ni un solo día y continuamente surgen nuevas criptomonedas con nuevas funcionalidades y capacidades.

La última de estas criptomonedas en atraer las miradas de inversores y desarrolladores fue Solana, pero ¿qué es Solana exactamente?

Qué es Solana

Solana es una blockchain que usa un protocolo de validación diferente al que usan otras criptomonedas.

Por ejemplo, los ecosistemas criptos como los de Bitcoin o Ethereum  se desarrollaron siguiendo un protocolo de “prueba de trabajo”.

Mientras que otros como el Binance Smart Chain o Cardano  se desarrollaron siguiendo un protocolo de “prueba de participación”.

Bueno, Solana no usa ninguno de esos protocolos, funciona con un protocolo diferente llamado “prueba de historia”.

¿En qué consiste un protocolo de “prueba de historia”?

Bueno, acá voy a tener que recurrir a lenguaje algo técnico para explicártelo. Si no estás familiarizado con los conceptos básicos sobre las Blockchains te sugiero que veas antes el episodio 134 del FedeTesso Show, donde explico todos los detalles.

Te dejé el link abajo en la descripción de este video.

Hecha esta aclaración, vamos a la explicación.

Mientras que el resto de Blockchains requieren validadores para que sus nodos se comuniquen entre ellos estableciendo la secuencia de transacciones a partir de las “marcas de tiempo” o “timestamps” de cada uno de los bloques de la Blockchain, cada uno de los más de 200 nodos de Solana distribuidos por todo el planeta refleja su propia secuencia de transacciones.

Es decir, los nodos de Solana no recogen la información del tiempo de creación de cada bloque, sino que recogen el orden ya que tras registrar una transacción, la salida de la operación se convierte en la entrada de la siguiente operación.

Al eliminar la información superflua sobre el tiempo de creación de los bloques las transacciones se reflejan en la red de Solana de manera 10.000 veces más rápida que las Blockchains de Bitcoin o Ethereum.

El costo también es menor ya que la cantidad de información que se debe transmitir es menor.

Así, mientras que el costo promedio de una transacción en Bitcoin es 15 dólares y en Ethereum es 10 dólares, en Solana este costo es de apenas 0,00025 dólares por transacción.

El origen de Solana

Desarrollar este protocolo no fue fácil. El genio detrás de esta invención es Anatoly Yakovenko, un programador ruso quien en noviembre de 2017 publicó un artículo explicando el desarrollo de este nuevo protocolo.

A comienzos de 2018 Yakovenko comenzó a desarrollar una Blockchain basada en el protocolo de “prueba de historia” con la colaboración de Greg Fitzgerald, un antiguo compañero suyo en la firma de semiconductores Qualcomm.

Y el 28 de febrero de 2018 la Blockchain que desarrollaron Yakovenko y Fitzgerald, aún en fase experimental, realizó su primera transacción con éxito.

Durante los meses siguientes Yakovenko se dedicó a buscar inversores para desarrollar más su proyecto.

Fue en mayo de 2018 cuando constituyó Solana y realizó su primera ronda de financiación por algo más de 3 millones de dólares.

Aquellos primeros inversores que invirtieron en Solana lo hicieron adquiriendo cada uno de sus tokens a 4 centavos de dólar.

En esta tabla podés ver cada una de las rondas de financiación de Solana. Ahí te marqué en rojo la primera ronda, con el precio del token de 4 centavos de dólar.

Con el tiempo esta fue una de las mejores inversiones de la historia de las criptomonedas, y es que tres años y medio más tarde, el valor de cada uno de estos tokens es de 140 dólares.

Aquellos inversores que invirtieron cuando esta criptomoneda comenzó su andadura, hoy verían como su inversión se multiplicó por 4.000 veces.

Es decir, mil dólares invertidos en Solana en mayo de 2018 equivaldrían ahora a 4 millones de dólares.

El valor de Solana despegó en los últimos meses gracias al mercado alcista de las criptomonedas, pero sobre todo gracias al desarrollo de numerosas aplicaciones en su ecosistema.

Los desarrolladores demostraron su confianza en el proyecto desarrollando cientos de aplicaciones en la Blockchain de Solana, y el resultado es que su precio se disparó.

Pero el funcionamiento de Solana no es perfecto. De hecho en su enorme éxito está quizás su mayor amenaza.

Un claro ejemplo de esto lo vimos el pasado martes día 14 de septiembre, cuando la red de Solana estuvo caída durante 7 horas debido a un exceso de tráfico que colapsó sus 200 nodos.

Esto provocó de manera inmediata una caída en el valor de los tokens de Solana de más del 10 por ciento.

Por eso es importante que recuerdes que al invertir en criptos como Solana lo estás haciendo por tecnologías con un alto potencial, pero en muchos casos también pendientes de ser desarrolladas o validadas o aseguradas a medidas que escalan.

Asi que el potencial es muy grande si esta tecnología triunfa, pero si no triunfa el riesgo de perder todo el capital es alto. Por eso, a invertir con cautela y sobre todo dinero que podes darle el lujo de perder.

Te mando un fuerte abrazo.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin