Bitcoin, la nueva moneda oficial de El Salvador

Federico Tessore

Hoy me gustaría analizar del último movimiento de la República de El Salvador, que se convirtió en el primer país del mundo en adoptar al Bitcoin como moneda de curso legal.

El anuncio además se dio de una forma y en un contexto muy particular.

 Hace pocas semanas atrás, el domingo 6 de junio cientos de inversores y desarrolladores de criptomonedas se reunieron en la Conferencia Bitcoin que se celebró en Miami. Esta es la conferencia más importante que se celebra sobre criptomonedas cada año y donde se dan cita las grandes estrellas del rubro como el desarrollador de Ethereum Vitalik Buterin o el inversor y CEO de Microstrategy Michael Saylor.

Uno de los momentos más destacados de la conferencia se produjo cuando conectaron por video en vivo con el Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, que anunció una sorprendente noticia: en los próximos días presentaría una propuesta de ley ante el Parlamento Nacional para convertir a El Salvador en el primer país del mundo en adoptar el Bitcoin como moneda de curso legal.

Este movimiento se formalizó el pasado 9 de junio, cuando la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó con el voto a favor de 62 de los 84 diputados que la componen, la ley por la que el Bitcoin pasa a ser una moneda de curso legal en el país junto con el Colón Salvadoreño y el dólar estadounidense.

Pero, antes de profundizar esta idea revolucionaria, de implementar al bitcoin como moneda de curso legal, detengámonos en analizar quién es Nayib Bukele, el presidente de El Salvador y por qué pudo haber tomado esta histórica decisión?

Quién es Nayib Bukele

Nayib Bukele es un presidente muy particular, en primer lugar porque es un presidente joven, tiene sólo 40 años. No existen muchos presidentes en el mundo que sean tan jóvenes.

En segundo lugar, porque antes de empezar su carrera política se desempeño como empresario pero principalmente como publicista. Su agencia llevo adelante la publicidad del principal partido político salvadoreño por 12 años.

Luego entro en el mundo de la política, primero elegido como Alcalde de Nuevo Cuscatlán en el año 2012 y  como alcalde de San Salvador, la capital del país, en 2015.

Y finalmente, con una campaña muy basada en las redes sociales, especialmente en Facebook y en Twitter, Bukele asume como presidente de El Salvador en junio de 2019, con el 53 por ciento de los votos, superando por más de 20 puntos al segundo candidato más votado.

Sus ideología no esta muy clara, el tampoco es claro en sus declaraciones, algunos lo acusan de hacer “populismo antisistema”, otros lo acusan de ser de derecha y practicar una “falsa izquierda”, por otro lado condeno las dictaduras de Venezuela y de Nicaragua y se acercó a Estados Unidos.

Pero lo mas polémico que hizo ocurrió el pasado 9 de febrero cuando ordeno el ingreso de tropas del Ejército del país a la Asamblea Legislativa.

Esta decisión la tomó por la negativa de la Asamblea, controlada por la oposición, para aprobar las condiciones para acceder a un préstamo por 109 millones de dólares por parte del FMI. La oposición lo acusó de un intento de “autogolpe de estado” y varios organismos internacionales lo criticaron.

El estilo de liderazgo autoritario de Bukele ha estado sometido a muchas críticas  desde que asumió la presidencia hace más de dos años, sin embargo él sigue manteniendo una elevada popularidad entre la ciudadanía del país, popularidad que aprovechó para proponer la ley de adopción del Bitcoin como moneda de curso legal.

En conclusión, no es claro que piensa, pero si esta claro que maneja muy bien las redes sociales y a la opinión publica y su popularidad está altísima y no deja de crecer.

Objetivos de la adopción del Bitcoin

Ahora hablemos de cuales son los incentivos del presidente para lanzar esta iniciativa.

Bukele afirmó tener dos grandes objetivos con la presentación de esta ley.

El primero esta relacionado a desarrollar un nuevo sistema financiero para El Salvador, un sistema que hoy tiene muchos problemas.

El primer problema es que El Salvador es uno de los países del continente donde una mayor cantidad de ciudadanos están fuera del sistema financiero. El 70 por ciento de la población no tiene una cuenta bancaria ni acceso a servicios financieros.

Esto supone un gran impedimento para el desarrollo económico de El Salvador, que es uno de los países más pobres de América con PBI nominal per cápita de apenas 4.170 dólares.

Implementando el bitcoin la idea es incluir financieramente a ese 70% de salvadoreños que hoy no tienen acceso a ningún servicio.

Además El Salvador es un país sin acceso a financiación exterior al margen de los programas de apoyo del FMI, que le da un financiamiento muy limitado. La idea es que el mundo del bitcoin y las Finanzas Descentralizadas o DeFI solucionen de alguna manera esta restricción, sin necesidad de recurrir a las entidades financieras tradicionales que apenas operan en el país.

Finalmente, El Salvador recibe cada año 6.000 millones de dólares en remesas procedentes de los emigrantes salvadoreños en Estados Unidos y que hacen envíos de dinero a su país de origen. La implementación del Bitcoin permitiría un ahorro considerable en las comisiones que sufren estas remesas.

Pero hay otro objetivo, que también es importante para Bukele, que es atraer a inversores y emprendedores de la economía digital global a El Salvador.

En su perfil de Twitter el presidente Bukele presentó las ventajas fiscales y legales para que los emprendedores del rubro de las criptomonedas se trasladen a El Salvador para ejecutar sus proyectos.

Para un país pequeño como El Salvador y con una economía digital tan poco desarrollada, la llegada de inversores especializados en el rubro de las criptomonedas supondría la atracción de talento impagable, la generación de muchos nuevos puestos de trabajo, de nuevas empresas y de nuevas personas emigrando a El Salvador, comprando propiedades, consumiendo, en definitiva. Si este objetivo es exitoso, supondría un crecimiento para la economía de El salvador muy importante.

Inconvenientes de la adopción del Bitcoin

Explicados los objetivos, ahora analicemos cuales son los inconvenientes que va a tener El Salvador para implementar al Bitcoin como moneda de curso legal.

El mayor es que en teoría la ley aprobada por el Parlamento Salvadoreño obliga a todos los agentes económicos del país a aceptar los pagos en criptomonedas como medio de intercambio por sus bienes y servicios, algo para lo que la mayoría de los comerciantes y empresas de El salvador no están preparados.

El propio diseño de la red Bitcoin no la habilita como el mejor medio de pago debido a las limitaciones para el número de transacciones que puede procesar la Blockchain y los costos asociados.

Sin embargo ya se están trabajando en alternativas que lo permitan, como la red Lightning que consiste en una segunda red que se añade a la red Bitcoin y que permite agregar transacciones para reducir el número efectivo de transacciones en la Blockchain y por tanto su costo.

Aunque gracias a esta tecnología Bitcoin eventualmente se podrá utilizar como moneda de uso cotidiano, la red Lightning aún no está disponible y es de suponer que en un país en vías de desarrollo como El Salvador aún pasará mucho tiempo hasta que esté totalmente implantada.

Por estas limitaciones algunos expertos como Carlos Acevedo, presidente del Banco Central de El Salvador entre 2009 y 2013 y representante de Centroamérica ante el FMI, afirmó que “la ley adolece de una difícil viabilidad” y que “someter el sistema financiero a una apuesta por las criptomonedas representa un salto al vacío que bien pudiera terminar en catástrofe”.

Por otro lado, también existen presiones desde el exterior para que El Salvador no adopte el Bitcoin como moneda de curso legal.

El país obtuvo del FMI el año pasado un préstamo de emergencia de 389 millones de dólares y en la actualidad se encuentra negociando un préstamo de 1.300 millones de dólares para sacar a su economía de la grave crisis en la que entró en 2020 cuando su PBI se contrajo en un 7,9 por ciento a consecuencia del coronavirus.

Al poco de aprobarse la ley de adopción del Bitcoin como moneda de curso legal el portavoz del FMI Gerry Rice afirmó que “la adopción del bitcoin como moneda de curso legal plantea una serie de problemas macroeconómicos, financieros y legales que requieren un análisis muy cuidadoso”.

Aunque el FMI no se manifestó abiertamente en contra de esta decisión ya que el organismo no debe entrometerse en las políticas internas de los países, muchos vieron en este comentario una advertencia de que el FMI desaprobó este movimiento.

Esto no sería sorprendente, y es que el fin último del Bitcoin es reemplazar a las monedas fiduciarias como el dólar, algo a lo que el FMI y los grandes poderes se oponen radicalmente ya que los hace totalmente irrelevantes y les quita su poder.

Conclusión

En conclusión, esta idea del presidente de El Salvador de implementar al bitcoin como moneda curso legal tiene muchos inconvenientes para implementarse con éxito.

Pero la comunidad global del bitcoin esta muy interesada en que este experimento funcione. Así que no es una locura pensar que Bukele tendrá a su disposición a alguna de las mentes mas talentosas del mundo para ayudarlo a superar todos estos obstáculos.

Y si estos obstáculos se pueden superar y la implementación del bitcoin contribuye al desarrollo económico del país, tendremos que ver si Bukele tiene el empuje y la valentía para superar la oposición de los bancos y los organismos internacionales a este desarrollo, que sin duda va a aparecer.

Y si todo esto funciona, no tengan dudas que otros países del continente con monedas frágiles y dependientes del dólar podrían replicar el movimiento de El Salvador.

De hecho, según el sitio web Criptonoticias Panamá y Paraguay podrían estar preparando legislación para incorporar al Bitcoin a sus sistemas financieros, dos países con economías más grandes que la salvadoreña.

Si El Salvador es la primera ficha del dominó en caer y más países del continente adoptan al Bitcoin como moneda de curso legal a medida que sus países vecinos lo van haciendo, esto cambiaría para siempre las reglas del juego global, poniendo al Bitcoin a la altura de las grandes monedas del planeta como el dólar o el euro.

Ahora quiero conocer tu opinión:

¿Te parece que este experimento puede tener éxito? ¿Te gustaría que tu país haga lo mismo o te da desconfianza?

Compartí tu opinión en la sección de comentarios.

Espero que hayas disfrutado de esta nota y si te gustó no olvides compartirla.

Gracias por leer y nos vemos muy pronto!

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin