El impacto real de Bitcoin en el medioambiente

Federico Tessore

En esta nota te voy a hablar de cómo afecta la minería de criptomonedas, y más concretamente la minería de Bitcoin, al medioambiente.

Este asunto cobró mucha importancia a raíz de un tweet de Elon Musk el pasado d12 de mayo, cuando el millonario dijo:

“Tesla ha suspendido las ventas de vehículos con Bitcoin. Estamos preocupados por el rápido incremento en el uso de combustibles fósiles para la minería y comercio de Bitcoins, especialmente el uso de carbón que es el combustible con mayores emisiones”.

Musk continuó afirmando que:

 “las criptomonedas son una buena idea en varios niveles y creemos que tienen un futuro auspicioso, pero esto no puede suceder suponiendo un gran costo para el medioambiente”.

Musk concluyó su comunicado diciendo que:

 “Tesla no venderá sus Bitcoins y tenemos intención de utilizarlos para transacciones una vez que la minería transicione a fuentes de energía más sostenibles. También estamos observando otras criptomonedas que utilicen menos del 1% de la energía de Bitcoin por transacción”. El mercado de las criptomonedas reaccionó con fuertes caídas al comunicado de Musk, desatando una oleada de ventas que hundieron el valor de Bitcoin de 55 mil dólares a 48 mil, una caída del 13 por ciento en cuestión de minutos

Pero las implicancias de este comunicado fueron más allá, desatando una corrección más profunda que afectó al todo el mercado de las criptomonedas, con caídas superiores al 40 por ciento en los días siguientes que llevaron a Bitcoin de vuelta a niveles que no se veían desde el pasado mes de enero.

Aunque el Bitcoin se reveló como una excelente inversión para proteger el valor de nuestros ahorros gracias a su emisión limitada y cómo una manera segura de almacenar nuestro dinero gracias a su descentralización, surgen grandes interrogantes sobre cómo su minado influye en el medioambiente.

En este episodio vamos a tratar de entender este tema.

Empecemos.

Por su protocolo de “prueba de trabajo” la minería de Bitcoin consume enormes cantidades de electricidad. El nivel de descentralización y sofisticación que alcanzó la Blockchain de Bitcoin hace que para generar un nuevo bloque en esta Blockchain sea necesario contar con una computadora con una enorme capacidad de procesamiento, que consume mucha más energía que una computadora normal.

Así, en la actualidad se estima que la red de Bitcoin consume 129 teravatios/hora de electricidad, más de lo que consume la Argentina. De hecho, si la red Bitcoin fuera un país clasificaría en el puesto 31 a nivel internacional, justo por delante de nuestro país.

Pero, ¿cómo se genera la electricidad que consume la red de Bitcoin?

Cerca del 60% de la minería de Bitcoin se concentra en China, donde el costo de la electricidad es más bajo que en Occidente y donde la minería de Bitcoin es más rentable.

Los temores sobre cómo la minería de Bitcoin afecta al medioambiente surgen porque aproximadamente dos terceras partes de la energía eléctrica que se genera en China procede de centrales de carbón, que son las más contaminantes que existen. Sin embargo, China está abandonando rápidamente la generación de electricidad a partir de carbón y sustituyéndola por otras fuentes menos contaminantes como el gas natural o las energías renovables.

En los últimos 20 años la importancia del carbón como principal fuente de energía en China ha caído de manera constante, con las alternativas renovables alcanzando un protagonismo aún mayor.

Aunque China concentra una parte importante en el minado de criptomonedas, existen muchos otros lugares por todo el planeta donde la minería está extendida.

Según un estudio realizado por el fondo de inversión ARK Investments y la firma Square, Bitcoin podría acelerar la expansión de las energías verdes.

Verás, las fuentes de energía renovable como la eólica o la solar tienen un gran problema: su intermitencia. Y es que solo generan energía cuando se dan ciertas condiciones climáticas, como cuando sale el sol o cuando sopla el viento.

Esto provoca que en ocasiones su generación sea insuficiente para la demanda, y en otras ocasiones mucha de la energía generada se desperdicie si excede lo demandado por la red.

Estas ineficiencias impiden que muchos países adopten estas fuentes de energía renovable al no ser económicamente rentables.

Aquí es donde entraría el Bitcoin.

Al consumir la red de Bitcoin estos excesos de energía verde hasta ahora desaprovechados, muchas explotaciones de energía renovable que ahora no son rentables pasarían a serlo, fomentándose así el uso de energía renovable en todo el mundo.

Un ejemplo de esto se dio en Islandia, donde se construyó una de las mayores minas de Bitcoin del mundo llamada Enigma.4

Gracias a sus enormes recursos hídricos, geotérmicos y eólicos, Islandia es uno de los países con la energía renovable más barata del mundo. De hecho, su producción de energía excede la demanda del país, que apenas cuenta con 300 mil habitantes.

Esto atrajo a Enigma, que en la actualidad consume más energía eléctrica que el resto del país, toda esta energía renovable.

Con China transitando a fuentes de energía menos contaminantes, y el nuevo rol de Bitcoin como un elemento que aumenta la rentabilidad de las fuentes de energía renovable, el impacto medioambiental de la minería de Bitcoin es cada vez menor.

Pero, ¿qué sucede con el resto de criptomonedas? ¿Ellas también tienen un impacto en el medioambiente como el Bitcoin?

Como ya sabrás, la segunda mayor criptomoneda por detrás de Bitcoin es Ethereum.

En el episodio 158 del FedeTessoShow te conté todo lo que necesitas saber sobre Ethereum y entre otras cosas te expliqué que al igual que sucede con la Blockchain de Bitcoin, la Blockchain de Ethereum funciona con un protocolo de “prueba de trabajo”.

Pero esto cambiará pronto…

En la nueva versión de Ethereum que previsiblemente entrará en funcionamiento a finales de año, el protocolo pasará a ser de “prueba de participación”.

¿Qué quiere decir esto? Que para generar nuevos bloques no será necesario disponer de enormes computadoras que resuelvan complejos problemas matemáticos y que en el proceso consuman vastas cantidades de energía.

La generación de bloques en la nueva Blockchain de Ethereum dependerá de la participación de cada nodo en la red al asignar aleatoriamente a cada nodo la generación de un nuevo bloque en función de su participación en la red.

Este protocolo permite disminuir el consumo de electricidad y por tanto el impacto medioambiental de Ethereum.

La mayoría de las criptomonedas adoptaron o están adoptando este protocolo de “prueba de participación”, por lo que el consumo de energía de estas redes también será mínimo.

Por tanto, ¿es justo decir que las criptomonedas van a destruir el medioambiente?

En mi opinión no.

La mayoría de criptomonedas apenas consumirán energía para seguir funcionando y en el caso de Bitcoin su generación no solo procede cada vez más de fuentes de energía renovable, sino que además está sirviendo para convertir en rentables explotaciones de energía verde que hasta ahora no lo eran.

Además, esta acusación es la misma que se le hacia a Internet cuando apareció a fines de la década del 90. Mirá el siguiente artículo de la revista Forbes del año 1999.

La traducción del título de la nota sería algo como “Cava más carbón, vienen las PC”, por las computadoras que eran y son necesarias para hacer andar Internet y a una Web como Amazon, como esta mencionada en la nota.

La acusación es la misma que se le hace hoy al Bitcoin mas de 20 años después. Y en mi opinión esta acusación no tenía sentido 20 años atrás y tampoco tiene sentido hoy.

Es independiente el hecho de cómo se produce la electricidad de la cantidad de electricidad que use un producto o servicio. Son dos hechos totalmente independientes.

Por ejemplo, alguien calculo cuanta electricidad consumen todos los bancos del mundo? Que es el sistema que esta queriendo reemplazar el bitcoin? O cuanta electricidad y recursos se utilizan para emitir todos los papeles moneda del mundo?

No tengo los datos, pero estoy seguro que es mucho mas de lo que consume el bitcoin.

Por eso, centremos nuestra energía en entender si estamos hablando de una tecnología mejor o no.

Y si la tecnología es mejor, apostemos a ella. Nos va a permitir vivir mejor a todos.

Y dejemos que los productores de electricidad sigan siendo cada día mas amables con el medio ambiente, independientemente de si hablamos de bitcoins o bancos. Por supuesto, esta es mi opinión y vos podes tener una opinión diferente y eso esta perfecto.

Gracias por estar del otro lado. Abrazo y nos vemos pronto.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin