El sur coreano que alcanzó el sueño americano

Federico Tessore

En 1981 Do Won Chang emigró con 27 años desde su Corea del Sur natal a los Estados Unidos huyendo de la pobreza. En aquel entonces Corea del Sur aún era un país en desarrollo y Chang emigró buscando mejores oportunidades para su familia.

A pesar de que apenas hablaba inglés, Chang consiguió salir adelante compaginando tres trabajos como conserje, mesero y repostador en una gasolinería. Gracias a esto Chang consiguió mantener a su familia y acumular unos pequeños ahorros.

Con estos ahorros en 1984 abrió junto a su esposa una tienda de ropa en Los Ángeles en la que vendía prendas de vestir importadas desde Asia, donde mantenía una red de contactos gracias a sus orígenes.

Sus diseños se hicieron muy populares y en su primer año la tienda facturó 700 mil dólares, lo que le permitió abrir una segunda tienda en la segunda mayor ciudad del país del norte.

Chang no se conformó con tener dos tiendas en la misma ciudad, y en los años siguientes abrió una nueva tienda cada seis meses en el resto de Estados Unidos. Su marca Forever 21 se convirtió en una de las más conocidas del país.

Aunque la crisis del coronavirus golpeó con dureza a su negocio, focalizado en la venta presencial, Chang diversificó su fortuna en distintas inversiones y en la actualidad su patrimonio alcanza los 1.600 millones de dólares.

#LibertadFinanciera #Riqueza #DoWonChang

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin